Los 4 mejores consejos para el cuidado de la piel en invierno

     Creo que la mayoría de la gente ha notado que cuando el clima se vuelve más frío, la piel comienza a ponerse tirante, seca, aburrida, irritada y con picazón. Los expertos en la materia dicen que en verano, la humedad del aire proporciona hidratación a la piel, pero en invierno los vientos fríos absorben la humedad del aire y la falta de vitaminas nutritivas provoca importantes problemas en la piel. Las personas que viven en lugares más fríos tienen que hacer frente a los fuertes vientos invernales, que les obligan a encerrarse en sus hogares durante períodos más prolongados. El bajo nivel de humedad en el aire, esencial para mantener tu piel sana, radiante y fresca, absorbe los aceites naturales provocando la deshidratación.

     Las personas necesitan saber que cuando salgan de casa tendrán que hacer frente al mal tiempo, y cuando entren a la casa, deberán permanecer cerca de los puntos de calefacción y ambas condiciones exigen un cuidado extra de la piel.

     En este artículo te recomendaré 4 muy buenos consejos para el cuidado de la piel en invierno, estos son:

  • El primer consejo es tener un humidificador en casa. Su función es ayudarlo a elevar el nivel de humedad en el aire. Con su ayuda te beneficiarás de una piel más húmeda. Use el humidificador en el dormitorio por la noche para reducir la sequedad y los efectos de calor. Pero antes de usar el humidificador, es importante comprender claramente las instrucciones que se dan en el folleto.
  • El segundo consejo es tomar un baño con agua caliente. Sin duda tomar un baño o ducha caliente en los días de invierno parece bastante romántico y relajante, pero algo que debes saber sobre el baño caliente es que quien prefiere sentarse en una bañera llena de agua caliente o tomar más ducha que tiempo para lavarse y limpiarse es más propenso a la piel seca, la irritación y otras alergias invernales. Sin embargo, existe un remedio natural que puede proteger la piel contra los efectos secundarios del baño caliente. Mezclar 1-2 tazas de bicarbonato de sodio en agua te ayudará mucho en la lucha contra la piel seca.
  • El tercer consejo es beber tanta agua como sea posible. En invierno, las personas no tienen las mismas ganas de beber agua que en verano. La gente debe saber que, incluso en invierno, se debe beber la misma cantidad de agua que en verano. Si no bebe suficiente agua, deshidratará el cuerpo y la piel. El agua es imprescindible para tu cuerpo y consumir una cantidad suficiente de agua todos los días mantendrá tu piel sana y radiante.
  • El último consejo es que se cuide las manos y los pies. Estos componentes del cuerpo son los órganos más ignorantes del cuerpo, porque a menudo se dejan al descubierto imprudentemente a merced de los vientos invernales y cuando los lavas con agua fría durante el día, los vuelve aún más secos. Debe saber que también deben cuidarse tanto como otras partes del cuerpo. Siempre que se lave las manos y los pies durante el día, cúbralos con guantes y calcetines después de aplicarles crema hidratante o loción.