Consejos para la piel de Verano

Tras un largo invierno y primavera, aparece el invencible sol de verano, que es el principal enemigo de tu piel, sobre todo si juegas o haces ejercicio al aire libre.

Hoy en día, la gente sabe cómo usar protector solar para combatir este problema. Hay varias formas de promover un brillo saludable sin exponer su piel a rayos dañinos.

     En este artículo te recomendaré algunos consejos para evitar problemas en la piel si haces ejercicio al aire libre en un día caluroso y soleado:

  • En primer lugar, las personas deben usar ropa ligera, y combinarla con mucho protector solar en la piel expuesta y no expuesta es una buena forma de protegerse.
  • Si el sobrecalentamiento no es un problema, la ropa oscura y bien tejida es más eficaz para bloquear los rayos UV. La ropa de colores claros permite que el sol y los rayos ultravioleta lleguen a la piel con mayor facilidad.
  • Otro método muy bueno es usar lentes de sol, porque no solo protegen tus ojos, sino también la piel que los rodea con lentes de sol que bloquean entre el 90% y el 100% de los rayos ultravioleta del sol.
  • No olvide su sombrero, porque un sombrero de ala ancha le dará sombra al cuello y la cara mientras trabaja en el jardín o sale al aire libre.

Ahora que sabe cómo proteger la superficie de su piel, es hora de comenzar a pensar en lo que puede hacer para lograr un brillo saludable de adentro hacia afuera. Ya ha comenzado bien con una forma de ejercicio que hace circular la sangre y proporciona oxígeno fresco a la piel de todo el cuerpo.

Otra muy buena recomendación es beber mucha agua. Jugar o hacer ejercicio al aire libre, especialmente en verano, aumenta el riesgo de deshidratación. Este es un riesgo que no desea tomar porque no solo afecta su rendimiento y le roba la vitalidad de su piel, sino que también puede ser potencialmente peligroso para su salud.

Durante el ejercicio, las personas deben consumir agua. Para llenar sus líquidos después de cualquier actividad al aire libre, pésese antes de participar y luego vuelva a pesar. Cualquier peso que haya perdido es agua y debe reemplazarse consumiendo dos vasos (16 onzas) de agua por cada libra que haya perdido.

En conclusión, da igual lo que te guste hacer, con un poco de perspectiva y estos pocos consejos, puedes ayudar a paliar los efectos de la piel veraniega y hacer de ti el verano que disfrutarás.